RELOJ

Contacto

para preguntas, sugerencias, críticas o para chatear con nosotros: elimperiodeltango@hotmail.com
elimperiodeltango@groups.live.com







martes, 2 de marzo de 2010

Celebramos los 120 años de Bachicha



Era músico, bandoneonista y director, se llamaba Juan Bautista Deambroggio pero primero fue conocido como Bachichín aunque más tarde y ya en forma definitiva y mundialmente fue simplemente Bachicha.
Nació en La Plata el 2 de marzo de 1890, se crió en el barrio de La Boca y vivió, sus años de gloria, en París hasta su muerte que llegó el 28 de noviembre de 1963.
Comenzó tocando en orquestas de Barrio hasta que en 1914 Roberto Firpo, a quién conoce trabajando en la Fundición Vasena, lo convoca para sumarse a su formación y toca el bandoneón en ella durante mucho tiempo. Seguidamente se incorporó a la gigante Firpo – Canaro y se presentan en los carnavales del teatro Colón de la santafecina ciudad de Rosario, con notable auge.
Con Firpo tocaron en el Café Centenario, de la Avenida de Mayo, más conocido por TAKA TAKA y luego en LA CASTELLANA, en la misma avenida. Más tarde actuaron en ARMENOVILLE, PALAIS DE GLACE y en otros cabarets.
Con Agesilao Ferrazzano y Tito Roccatagliata viajaron, en 1918, a Montevideo y en el Café La Giralda de las calles 18 de julio y Andes estrenaron LA CUMPARSITA.
Firpo, José Ricardo, Pedro Maffia y Bachicha formaron un cuarteto que acompañó a la inolvidable dupla Gardel – Razzano en las presentaciones que realizaron en una conocida cadenas de cine de la época.
Trabajó en dos obras de teatro muy importantes: una de ellas fue LOS DIENTES DEL PERRO que se estrenó en el teatro Buenos Aires de la calle Cangallo 1053 y en la que acompañó a Manolita Poli cuando cantó MI NOCHE TRISTE, en 1918 y la otra fue el 12 de mayo de 1920, en el teatro Ópera de la avenida Corrientes 860, y se llamó Delikatessen House de Samuel Linnig y Alberto Weisbach. En esa obra cantó María Esther Podestá el tango MILONGUITA y a la orquesta ya se habían sumado Leopoldo Thompson, gran contrabajista, el clarinetista Juan Carlos Bazán y el segundo violín que era Adolfo Muzzi.
En 1921 le comunicó a Roberto Firpo que se alejaba de su orquesta y emprende un intento de imponer el tango en Perú. Se va con una delegación de varios artistas que la componían: Nicolás Vaccaro, Juan C. Bazán, Emilio De Caro y Alejandro Michetti. La experiencia fue nefasta, el fracaso rotundo.
Volvió a Buenos Aires con su derrota artística a cuestas pero con todas las ganas de tomarse revancha. Formó la orquesta LOS DE LA RAZA que la integraban, junto a Bachicha, los hermanos Navarrine, Mario Melfi, Horacio Pettorossi, Bartolomé Chapela, y Emilia García Alba, quién fuera su esposa y con la que tuvo varios hijos, entre ellos Tito que fue pianista y quedó a cargo de la orquesta que su padre había formado cuando este falleció. Rápidamente les sale la posibilidad de hacer una gira por Chile y de regreso del país trasandino viajaron a España el 3 de agosto de 1923.
En 1924 se encuentra con Eduardo Bianco que estaba trabajando en Paris con la orquesta Típica de Genaro Esposito. Bianco les propone a Bachicha y a Melfi radicarse en Paris, ellos aceptan y se conforma la orquesta Bianco – Bachicha que fue el comienzo de su éxito arrollador.
Seguidamente se fusionó con Agelisao Ferrazzano y formó la orquesta Bachicha – Ferrazzano.
Pasadas todas estas experiencias más que exitosas recorrió el mundo, con su orquesta denominada Orchestre Argentin Bachicha, llegando a ser un embajador del tango hasta en África y Asia.
Compuso los tangos: MENTABERRY, AVELLANEDA, MONTPARNASSE, SAMITIER, HASTA LA MUERTE, CASIMIRO, ASERRÍN… ASERRÁN, CUENTA APARTE, DÉJAME, JUAN MANUEL, LA YEGÜECITA, ORACIÓN, QUEBRACHO, RENACIMIENTO, TAITA, VIDALITA, ADIOS, ADIOS, BUENA PINTA, REMOLINOS, TENGO GANAS DE LLORAR, PLENA ALERTA, BANDONEÓN ARRABALERO.
Murió en París, donde pasó las horas más felices de su éxito, y vivió una gran amistad con Carlos Gardel.
El recuerdo de Bachicha no podía pasar por alto en El Imperio del Tango. Feliz cumpleaños maestro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario